Acab el peor rey de Israel

Portada de Acab el peor rey de Israel

Acab el peor rey de Israel tuvo oportunidad de recibir la misericordia de Dios, y estuvo bajo el ministerio de uno de los mejores profetas, pero a pesar de esto no se arrepintió y murió cumpliéndose la palabra de Dios dicha por los profetas Elías y Micaias.

Y reinó Acab hijo de Omri sobre Israel en Samaria veintidós años. Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él.  

1º Reyes 16:30

Cuando el gobernante es malo hay:

Tomando la vida de Acab encontramos 5 lecciones para nuestra vida:

Aunque la gente vea milagros, no siempre los lleva a arrepentirse y creer en Dios.

Acab vio el fuego que vino de Jehová, y a pesar de este hecho sobrenatural no se arrepintió.

Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja. Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!

1º Reyes 18:36-39

Acab presenció la lluvia que mando Jehová, en respuesta a las oraciones de Elías, pero aún así no se arrepintió.

Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra.  

1º Reyes 18:1

Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye. Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas.  

1º Reyes 18:42

Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel.  

1º Reyes 18:45

*Acab no se arrepintió a pesar de experimentar un milagro sobrenatural

Acab recibió la ayuda de Dios hasta dos veces contra Siria y a pesar de ello tampoco se arrepintió.

Y he aquí un profeta vino a Acab rey de Israel, y le dijo: Así ha dicho Jehová: ¿Has visto esta gran multitud? He aquí yo te la entregaré hoy en tu mano, para que conozcas que yo soy Jehová.

1º Reyes 20:13

Vino entonces el varón de Dios al rey de Israel, y le habló diciendo: Así dijo Jehová: Por cuanto los sirios han dicho: Jehová es Dios de los montes, y no Dios de los valles, yo entregaré toda esta gran multitud en tu mano, para que conozcáis que yo soy Jehová.  

1º Reyes 20:28

No esperes milagros o la ayuda de Dios, es hora de arrepentirse y creer en la salvación de Cristo.

Aunque otros te hayan incitado hacer lo malo eres el responsable por dejarte influenciar

Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró.

1º Reyes 16:31

Porque cuando Jezabel destruía a los profetas de Jehová, Abdías tomó a cien profetas y los escondió de cincuenta en cincuenta en cuevas, y los sustentó con pan y agua.

1º Reyes 18:4

Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos.

1º Reyes 19:2

Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel.

1º Reyes 21:7

(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.

1º Reyes 21:25

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;  

Salmo 1:1

Aunque uno sea el peor, la misericordia de Dios siempre será abundante y accesible.

Acab fue el peor rey de Israel

Comenzó a reinar Acab hijo de Omri sobre Israel el año treinta y ocho de Asa rey de Judá. Y reinó Acab hijo de Omri sobre Israel en Samaria veintidós años. Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él. Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró. E hizo altar a Baal, en el templo de Baal que él edificó en Samaria. Hizo también Acab una imagen de Asera, haciendo así Acab más que todos los reyes de Israel que reinaron antes que él, para provocar la ira de Jehová Dios de Israel.

1º Reyes 16:29-33

Y él respondió: Yo no he turbado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, dejando los mandamientos de Jehová, y siguiendo a los baales.

1º Reyes 18:18

(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.

1º Reyes 21:25

Por su codicia consintió la calumnia y el asesinato de Nabot.

Y le hablarás diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿No mataste, y también has despojado? Y volverás a hablarle, diciendo: Así ha dicho Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tu misma sangre. Y Acab dijo a Elías: ¿Me has hallado, enemigo mío? El respondió: Te he encontrado, porque te has vendido a hacer lo malo delante de Jehová. He aquí yo traigo mal sobre ti, y barreré tu posteridad y destruiré hasta el último varón de la casa de Acab, tanto el siervo como el libre en Israel. Y pondré tu casa como la casa de Jeroboam hijo de Nabat, y como la casa de Baasa hijo de Ahías, por la rebelión con que me provocaste a ira, y con que has hecho pecar a Israel.

1º Reyes 21:19-22

Por la humillación de Acab, Dios extendió su misericordia para con él

(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.  El fue en gran manera abominable, caminando en pos de los ídolos, conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová de delante de los hijos de Israel.) Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado. Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.  

1º Reyes 21:25-29

Aunque uno quiere oír de Dios, no siempre quiere oír la verdad y obedecerla.

Y todos los profetas profetizaban de la misma manera, diciendo: Sube a Ramot de Galaad, y serás prosperado; porque Jehová la entregará en mano del rey. Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le habló diciendo: He aquí que las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; sea ahora tu palabra conforme a la palabra de alguno de ellos, y anuncia también buen éxito.

1º Reyes 22:12-13

El rey de Israel respondió a Josafat: Aún hay un varón por el cual podríamos consultar a Jehová, Micaías hijo de Imla; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza bien, sino solamente mal. Y Josafat dijo: No hable el rey así.

1º Reyes 22:8

Y el rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces he de exigirte que no me digas sino la verdad en el nombre de Jehová? Entonces él dijo: Yo vi a todo Israel esparcido por los montes, como ovejas que no tienen pastor; y Jehová dijo: Estos no tienen señor; vuélvase cada uno a su casa en paz. Y el rey de Israel dijo a Josafat: ¿No te lo había yo dicho? Ninguna cosa buena profetizará él acerca de mí, sino solamente el mal.

1º Reyes 22:16-18
  • Proverbios 13:18 Pobreza y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo; Mas el que guarda la corrección recibirá honra.
  • Proverbios 15:12 El escarnecedor no ama al que le reprende, Ni se junta con los sabios.
  • Proverbios 23:9 No hables a oídos del necio, Porque menospreciará la prudencia de tus razones.
  • Proverbios 29:1 El hombre que reprendido endurece la cerviz, De repente será quebrantado, y no habrá para él medicina.

Si no terminas con el pecado, este terminará contigo.

Y el rey de Israel dijo a Josafat: Yo me disfrazaré (Rechazando la profecía, pero también temiéndola), y entraré en la batalla; y tú ponte tus vestidos. Y el rey de Israel se disfrazó, y entró en la batalla.

1º Reyes 22:30

Y un hombre disparó su arco a la ventura e hirió al rey de Israel por entre las junturas de la armadura, por lo que dijo él a su cochero: Da la vuelta, y sácame del campo, pues estoy herido.

1º Reyes 22:34

… la ventura. El arquero sirio disparó a un soldado israelita, sin saber que era Acab disfrazado. La flecha encontró una pequeña hendidura entre la coraza y la armadura de escamas flexibles que cubría el abdomen inferior y los muslos. En el acto, Acab quedó doblado en su carro, herido fatalmente en el estómago, y desangrándose hasta la muerte. Biblia de Estudio MacArthur

Cuando viene el juicio del Señor, ninguna artimaña ni disfraz protegerá al pecador. Israel perdió la batalla y también a su rey. 

Y lavaron el carro en el estanque de Samaria; y los perros lamieron su sangre (y también las rameras se lavaban allí), conforme a la palabra que Jehová había hablado.

1º Reyes 22:38

Acab, caído en prostitución espiritual (esto es, un idólatra), estuvo asociado con las prostitutas en su muerte. Biblia de Estudio MacArthur

La muerte de Acab cumplió las profecías dadas por Elías (21:19) y Micaías (v. 17). Biblia de Estudio MacArthur

En el capítulo 20 de este libro, Acab había vencido 2 veces a Siria con la ayuda de Dios, y en la segunda debió haber destruido totalmente a Siria, pero Acab escogió hacer un pacto con el rey de Siria. Esta mala decisión le llevo años después a morir por los Sirios comandados por su rey.

Dos veces había vencido a Siria pero ahora en la tercera quedo vencido.

Acab no acabó con el rey de Siria, y él acabo con Acab.

Si no terminas con el pecado, este terminará contigo.

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.  

Gálatas 6:7

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *