Acciones del Varón Bienaventurado: Apartarse, confiar, confesar y respetar

Se aparta del mal.

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.” Salmo 1.1–2 (RVR60)

Saber escoger entre el bien y el mal

Es nuestra naturaleza correr del peligro.

Lamentablemente no sabemos identificar el verdadero peligro

Confía en Dios.

“Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.” Salmo 40.4 (RVR60)

Una fe de confiada entrega, aquí en el objeto correcto, solo Dios

¿En que estamos confiando?

Confiesa sus pecados.

“Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño. Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah” Salmo 32.1–3 (RVR60)

Sus pecados han sido cubiertos.

Gozan de paz como resultado del perdón.

El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. Proverbios 28.13 (RVR60)

Respeta Profundamente a Dios.

Aleluya. Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita. Bienes y riquezas hay en su casa, Y su justicia permanece para siempre. Salmo 112.1–3 (RVR60)

Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; Mas el que endurece su corazón caerá en el mal. Proverbios 28.14 (RVR60)

Se deleitan en los mandamientos.

No es una carga obedecer la Palabra.

Dios los bendice en su familia. Proveen para su casa. Porque guían su hogar bajo la dirección de Dios en disciplina y amor, su hogar sus hijos serán bendecidos.

Son ejemplo para sus hijos y esposa de una vida que agrada a Dios.

Descarga el Sermón: “Acciones del Varón Bienaventurado”