Ministerios diferentes al judío y al gentil

ministerios diferentes

Ministerios diferentes que los creyentes debemos reconocer y comprender.

Los judíos son el pueblo escogido por Dios, pero rechazaron a su Mesias y los gentiles son las personas de todas las naciones que no son parte de las promesas hechas a Israel. Ambos grupos necesitan la salvación y nosotros los creyentes o la iglesia somos llamados a llevarles el evangelio de salvación a ambos pueblos alrededor del mundo.

En Romanos 15.8-33 Pablo nos escribe concerniente a los judíos y gentiles en la Iglesia, y revela tres ministerios diferentes que debemos reconocer y comprender.

El ministerio de CRISTO al judío y al gentil

Al leer Romanos 15.8–13 vemos uno de los ministerios que nos explica Pablo que es lo que hace Cristo a estos dos pueblos.

Romanos 15:8 Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres,  

Cristo se hizo “siervo de la circuncisión” (La circuncisión se refiere a los judíos ) Entonces Cristo se hizo siervos de los judíos para mostrar la verdad de Dios, es decir que Él es fiel cumpliendo sus promesas; y ademas según Ro 15.9

Romanos 15:9 y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te confesaré entre los gentiles, Y cantaré a tu nombre.  

Ministerios diferentes imagen de articulo

Los gentiles glorificarán a Dios, porque ellos también serían librados y establecidos en el reino prometido.

Cristo vino primero para llamar a los judíos al arrepentimiento, Pero, ¿qué ocurrió? El pueblo de Israel rechazó a su Rey, y lo hizo en tres ocasiones:

  • Cuando permitieron que Herodes asesinara al mensajero del Rey, Juan el Bautista;
  • Cuando pidieron que mataran a Cristo;
  • Cuando mataron a Esteban.

Si Israel hubiera recibido a Cristo, se hubiera establecido el reino y las bendiciones hubieran fluido a los gentiles a través de un Israel convertido.

Un modelo de progreso de los gentiles entre los judíos

Los gentiles oyen la Palabra, (Sal 18.49) “y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te confesaré entre los gentiles, Y cantaré a tu nombre.” Romanos 15.9

Los gentiles se regocijan junto a los judíos (Dt 32.43). “Y otra vez dice: Alegraos, gentiles, con su pueblo.” Romanos 15.10

Todos los gentiles alaban a Dios (Sal 117.1) “Y otra vez: Alabad al Señor todos los gentiles, Y magnificadle todos los pueblos.” Romanos 15.11

Los gentiles confían en Cristo y disfrutan de su reino (Is 11.10). “Y otra vez dice Isaías: Estará la raíz de Isaí, Y el que se levantará a regir los gentiles; Los gentiles esperarán en él.  Romanos 15:12

Los gentiles pondrán su esperanza en el Señor. “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.” Romanos 15.13

Dios es la fuente de esperanza eterna y salvación, así como el objeto mismo de la esperanza para cada creyente.

El ministerio de PABLO al judío y al gentil

Ahora en Romanos 15.14–22 nos muestra otro de los ministerios explicados en este pasaje que hace el apóstol Pablo a los judíos y también al gentil.

Pablo anhela recalcar que es el apóstol de los gentiles. “ministro de Jesucristo a los gentiles,…” Romanos 15:16

Cuando estudiemos la biblia debemos como Pablo hacer la diferencia entre judios y gentiles, no entender esto nos traera confusión.

Romanos 15:16 … para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo

Aquí Pablo se describe como un sacerdote del NT, ofreciendo a los gentiles a Dios como su sacrificio de alabanza.

Cada vez que ganamos un alma para Cristo, es ofrecer otro sacrificio para su gloria.

Romanos 15:18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras,  

Ro 15.18 …lo que Dios ha hecho por mí para la obediencia de los gentiles,

  • Con palabra y con obras.
  • Ro 15.19 con potencia de señales y prodigios

En el poder del Espíritu Santo.

…todo lo he llenado del evangelio

Su ministerio especial a los gentiles involucraba:

Un mensaje único (el evangelio de la gracia de Dios, v. 16), Pablo no mezclaba la ley y la gracia, la fe y las obras, ni Israel y la Iglesia, de la manera en que algunos maestros lo hacen hoy.

Milagros extraordinarios (vv. 18–19) “Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.  Romanos 15:18-19

Dios utilizó estas cosas para autenticar la predicación y la enseñanza verdaderas

Un método específico (v. 20, yendo donde Cristo no había sido predicado). “Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,  Por esta causa me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros.”  Romanos 15:20, 22

A Pablo se le impidió ir a Roma, no por Satanás, sino por las exigencias del ministerio en tantos lugares donde el evangelio no se había predicado. Ahora que había abarcado todo el territorio posible, estaba listo para visitar a Roma. El hecho de que Pablo estaba dispuesto a predicar en Roma indica que ningún otro apóstol había estado allí (Pedro, por ejemplo); porque su norma era ir a lugares donde no se había predicado el evangelio.

El ministerio de las IGLESIAS gentiles a los judíos

Para finalizar en Romanos (15.23–33) vemos el ultimo de los ministerios explicados en este pasaje que es de los creyentes gentiles a los judíos.

“Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales.  Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado este fruto, pasaré entre vosotros rumbo a España.”  Romanos 15:26-28

Pablo en el momento que escribió esta carta estaba participando en llevar la ofrenda de auxilio a los judíos empobrecidos de Palestina, contribución de las iglesias gentiles que él había fundado. Véanse los detalles en 1 Corintios 16 y 2 Corintios 8–9.

En este pasaje surge la cuestión de la responsabilidad que los cristianos gentiles tienen hacia los judíos hoy.

Nuestra obligación hacia los judíos brota de la Gran Comisión.

En cuanto a condenación se refiere, no hay diferencia entre judío y gentil. En cuanto a salvación, tampoco hay diferencia.

Conclusión:

Ningún cristiano debía ser culpable de albergar prácticas o sentimientos antijudíos. Más bien, debemos procurar testificarles y ganarles para Cristo.

Este capítulo enfatiza una vez más la importancia de distinguir entre el judío, el gentil y la Iglesia (1 Co 10.32). Ellos fueron el objeto de estos tres ministerios diferentes.

Pablo pide oraciones a la iglesia para poder cumplir con su misión. Romanos 15:30-32

Fuente: Warren Wiersbe

Suscribe al boletín

Recibe un libro de regalo

.

...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *